Historias: Contraté toxoplasmosis durante el embarazo


La toxoplasmosis es una infección trivial que, si se contrae durante el embarazo, a menudo tiene un resultado fatal o deja consecuencias muy graves para el recién nacido. El testimonio de una madre que la contrajo durante el embarazo.

En Este Artículo:

Toxoplasmosis en el embarazo

Tomar toxoplasmosis, generalmente no causa ning√ļn problema de salud, pero si se contrae durante el embarazo, a menudo resulta fatal o deja consecuencias graves para el reci√©n nacido; Estoy entre las madres que tuvieron la desgracia de contraerla durante el embarazo, pero afortunadamente ten√≠amos un √°ngel encima de nosotros, que dio a luz a mi beb√© sano. Una historia para dar esperanza a otras madres.
Cuando esperé a mi Helena Sofía, la mía. segunda hija, Trabajé en restaurante y como estaba bastante bien y todo iba bien, aparte de una presión repentina, decidí continuar hasta que la protuberancia del bebé diera.
En cuanto a la primer embarazo Me adher√≠ a todos los escr√ļpulos y precauciones del caso, evitando estrictamente comer alimentos crudos, ensaladas o ensaladas de frutas fuera del hogar sin tener la certeza de que hab√≠an sido lavados, embolsados ‚Äč‚Äčy cualquier otra cosa se considera peligrosa para la infecci√≥n de toxoplasmosis, el Protozoo de toxoplasma gondii que vive en mam√≠feros y aves, especialmente en el intestino de estos animales, donde juega su ciclo de reproducci√≥n.

Embarazo: toxoplasmosis

Tantas precauciones y tantas precauciones que no son suficientes. Trabaj√© en el comedor, como camarera y entre mis tareas inclu√≠a la preparaci√≥n de antipasti de tierra o platos compuestos de carnes y quesos, por lo que tuve que manejar las salchichas, limpiarlas, cortarlas y ordenarlas en los platos para servir, el procedimiento fue muy sencillo. Sol√≠a ‚Äč‚Äčpracticarlo con mis propias manos, tambi√©n porque no pod√≠a hacer guantes de despegue continuo para manejar salchichas, despu√©s de todo, era suficiente que no los comiera, ¬°no se me permit√≠a tocarlos!
Y en cambio fui fragata. Sí, porque el Sr. Protozoo decidió burlarse de mí y aunque evité todas las comidas en riesgo, ¡decidió venir a visitarme de todos modos!
Por supuesto, durante el d√≠a sucede que me rozan los ojos, al menos a m√≠, especialmente cuando trabajo y tengo un peque√Īo l√°piz en el ojo, que a menudo me hace agua y me molesta, oblig√°ndome a rasparlos. Bueno, m√°s tarde descubr√≠ que el se√Īor protozoo de la toxoplasma gondii Entra en nuestro organismo tambi√©n a trav√©s de las membranas mucosas y rasc√°ndome los ojos. Despu√©s de cortar esas carnes bendecidas combin√© el crimen.

Recuerdo que era agosto, hab√≠a hecho el an√°lisis normal del tiempo y entre estos tambi√©n estaba el examen de toxo. Mi ginec√≥logo estaba de vacaciones y yo, tomada de los compromisos diarios y del cuidado de mi hija mayor que ten√≠a poco m√°s de dos a√Īos. No hab√≠a prestado ninguna atenci√≥n a esos n√ļmeros.
Así que después de una semana llevo el análisis a mi ginecólogo. Estuve en la semana 19 y los exámenes fueron 2 semanas antes.

Horario de ex√°menes a realizar durante el embarazo.

El ginec√≥logo acaba de ver los resultados blanqueados y me pregunt√≥ si ten√≠a alg√ļn s√≠ntoma, si hab√≠a estado enfermo, si ten√≠a dolor de garganta, pero, sinceramente, no hab√≠a sentido nada de esto. Entonces √©l explica la situaci√≥n y ah√≠ comienza una pesadilla. El terror absoluto y el p√°nico. Hab√≠a le√≠do a menudo sobre el peligro de esta infecci√≥n, especialmente si se tomaba durante el primer y segundo trimestre, pero como siempre sucede, nunca pens√© que me pasar√≠a a m√≠.
El consejo del ginec√≥logo fue uno: repita las pruebas para ver cu√°nto fueron los anticuerpos y qu√© semana aument√≥ la infecci√≥n y procedi√≥ a un aborto terap√©utico, porque el beb√© o la ni√Īa, en su opini√≥n, nacer√≠an con problemas devastadores o tal vez no. Ni siquiera al final del embarazo morir antes.
Yo, adem√°s de estar desesperado, dudaba, No quise parar el embarazo y quer√≠a intentar saber con seguridad si ese beb√© realmente ten√≠a un da√Īo tan grave que me oblig√≥ a interrumpir mi embarazo y a√ļn as√≠ no s√© si la habr√≠a interrumpido...

I-contrato-la-toxoplasmosis-en-el embarazo

Así que el ginecólogo me dirige en una Centro de enfermedades infecciosas para el embarazo. a unos 300 km de distancia, donde no conozco a un médico sino a un ángel, que después de haber realizado todos los exámenes diurnos en el hospital de día me hace comenzar la terapia con los medicamentos prescritos por el protocolo.
Despu√©s de comenzar la terapia con espiramicina, una tableta de antibi√≥tico que tom√© tres veces al d√≠a, vino la amniocentesis, para averiguar si la infecci√≥n hab√≠a pasado de la placenta y luego hab√≠a infectado al beb√© / a pero fue in√ļtil, porque llegu√© a la settinana 21 y para La era no permiti√≥ obtener un resultado confiable y, por lo tanto, un falso positivo o falso negativo. ¬°Pr√°cticamente la amniocentesis solo sirvi√≥ para decirme con certeza que hab√≠a un beb√© en el vientre!
Despu√©s de la amniocentesis, el ginec√≥logo me pregunt√≥ si la intenci√≥n de continuar con el embarazo era siempre eso, ya que ni siquiera pod√≠amos saber si la infecci√≥n hab√≠a pasado o no, pero mi elecci√≥n fue que ahora, Habr√≠a continuado y habr√≠a tenido fe.. No hace falta decir que no me hice ilusiones ni falsas esperanzas, todos los d√≠as me convenc√≠ de que el embarazo pod√≠a interrumpirse en cualquier momento y que el ni√Īo podr√≠a haber nacido con problemas muy graves, especialmente en los ojos y la cabeza, con calcificaciones intracraneales, Problemas retinales, ceguera, hidrocefalia. Pesadillas.
So√Ī√© con la forma de un ni√Īo cuyo rostro no pude ver, ella llor√≥, llor√©, pesaba muchas oraciones todos los d√≠as. Y confiar en los m√©dicos que me siguieron.
La ruta no fue fácil. A menudo asistía a los exámenes y visitas al médico infeccioso en el hospital, con quien accedí a la nueva terapia. Cada dos días, análisis de orina y de sangre, cada 5 días, una ecografía para ver si hay alguna malformación. Después de la terapia con espiramicina, era hora de que otros Terapias más fuertes, dos ciclos de quimioterapia y sulfonamidas.Drogas peligrosas y muy fuertes que se usan en casos extremos, que podrían lastimarme a mí y al bebé y por eso hice retiros y pruebas cada dos días, para monitorear constantemente los valores, que no sufrieron demasiados cambios y demasiados cambios.

Atención a la toxoplasmosis.

Ex√°menes pre-embarazo (10 im√°genes) Una peque√Īa gu√≠a en 10 pasos sobre los controles que deben realizarse antes de enfrentar un embarazo.

Despu√©s de esos ciclos, nuevamente, mi querida y cari√Īosa espiramicina que me acompa√Ī√≥ al parto.
Mientras tanto, de los ultrasonidos siempre ten√≠amos im√°genes que me daban esperanza y alegr√≠a, el ni√Īo crec√≠a regularmente y en cada ultrasonido el gynecooga buscaba escrupulosamente cada √≥rgano, controlaba su desarrollo y afirmaba que todo era regular, aunque me repitiera que en la toxoplasmosis A veces la infecci√≥n al nacer no es visible. Pero el da√Īo y los problemas pueden desarrollarse posteriormente.
Así que tendríamos que esperar a que nazca el bebé para el seguimiento y todos los exámenes apropiados.
Durante el embarazo había tomado un total 24 kilogramos, la mayoría era hinchazón debido a terapias pesadasIntenté expulsar al menos 3 litros de agua al día, lo que para mí es muy difícil, generalmente bebo muy poco.
El 3 de febrero de 2005, 4 días antes de los cálculos del ginecólogo, mi hija nació a las 17.42. Hermosa.
Inmediatamente después del nacimiento, tomaron muestras del cordón umbilical, la placenta y nosotros dos, para ver los niveles de los anticuerpos y para ver si ella había contraído la infección o si había desarrollado mis anticuerpos.
El resultado de los estudios sobre el cord√≥n umbilical fue positivo y en la placenta negativa, muy ambiguo. Entonces, despu√©s de 5 d√≠as, repitieron los ex√°menes al ni√Īo y comenzaron el proceso de visitas de seguimiento: examen audiol√≥gico, examen ocular con estudio del fondo ocular, ecograf√≠a de la cabeza en busca de calcificaciones iontracraneales, tampones y varios ex√°menes de detecci√≥n.

Todo negativo.
A los once d√≠as de vida, mi ni√Īa se enfrenta al primer viaje de 300 km para ir al √°ngel que me dio a luz, y en el hospital de d√≠a, todas las visitas comienzan de nuevo. Antes de los retiros, luego todas las visitas, desde el neur√≥logo, desde el otorrino, desde el oftalm√≥logo y desde el que no recuerdo qui√©n m√°s.
Entrar en ese departamento y sentir el dolor de otras madres y otros ni√Īos que se encontraban en una situaci√≥n que obviamente era m√°s desastrosa y m√°s seria que nuestra terrible era. Pero respiramos solidaridad y comprensi√≥n. Incluso sin decirnos abiertamente lo que ten√≠an nuestros hijos o explicar por qu√© est√°bamos all√≠, fue suficiente una mirada, una sonrisa triste para entender todo y decir lo que mil palabras no pod√≠an decir, hacer su propia cercan√≠a y comprensi√≥n.

Visita del ginecólogo.

Ex√°menes pre-embarazo (10 im√°genes) Una peque√Īa gu√≠a en 10 pasos sobre los controles que deben realizarse antes de enfrentar un embarazo.

Las visitas durante su primer a√Īo fueron marcadas regularmente, como sucede con las prematuras, que son sometidas a muchas visitas, incluso si aparentemente est√°n sanas y en ese departamento se hab√≠a convertido en una peque√Īa mascota, el cachorro de la dulce enfermera pedi√°trica Anna..
La √ļltima vez que estuvimos all√≠, dos d√≠as antes de su cumplea√Īos, tuvimos el regalo m√°s grande que pudimos recibir, despu√©s de todos los ex√°menes, tuvimos la respuesta definitiva: mi ni√Īa estaba completamente negativizzata y la pesadilla de la toxoplasmosis hab√≠a desaparecido.
Decid√≠ contar esta experiencia para dar fuerza y ‚Äč‚Äčvalor a otras madres que se encuentran en esta situaci√≥n. A menudo, la falta de informaci√≥n sobre ciertos temas, solo porque no son comunes, nos lleva a tomar decisiones apresuradas, sin saber que tambi√©n puede haber una ' otra solucion El camino m√°s corto que emprenden los ginec√≥logos en estos casos es el aborto terap√©utico. Y, de hecho, mi ginec√≥logo, cuando decid√≠ continuar con el embarazo, incluso me hizo firmar una hoja donde asum√≠ total responsabilidad con el conocimiento de los resultados que podr√≠a tener el embarazo o el da√Īo que podr√≠a tener el beb√©. Incluso para las terapias pesadas que tuve que firmar porque son peligrosas y no est√°n en el mercado en Italia (est√°n disponibles en la Rep√ļblica de San Marino), pero he abordado esta decisi√≥n, me informaron, quer√≠a creer y seguir adelante.
La toxoplasmosis a menudo causa da√Īos muy graves. Otras veces no.
Buena suerte a todos.

Vídeo: Gata embarazada acude a hospital | Historias Felinas | 33