En contacto con el bebé


Aptonomía y renacimiento: dos métodos para comunicarse con el bebé en la protuberancia del bebé

En Este Artículo:

Aptonomía y Renacimiento

Existen m√©todos que permiten a la futura madre de ponte en contacto con el beb√© ¬ŅQui√©n lleva en su regazo y transmite mensajes positivos usando solo caricias o respiraciones? S√≠, estos m√©todos, a√ļn poco conocidos entre las madres italianas, se conocen como aptonomia y renacimiento.

El beb√© en la protuberancia del beb√© ya tiene lo b√°sico de su car√°cter y del individuo que ser√°. Cuando nazcan estos elementos, ya estar√°n parcialmente bien definidos, pero solo si crecen se refinar√°n, especialmente sobre la base de las caracter√≠sticas y condiciones en las que el ni√Īo crecer√° y ser√° educado. Esto tambi√©n se aplica a i relaciones emocionales: el v√≠nculo entre madre e hijo nace y aumenta inmediatamente despu√©s del nacimiento, pero existen algunos m√©todos para fortalecer la relaci√≥n madre-hijo desde antes del nacimiento y que ahora tambi√©n permiten la pap√° para presentarte a la pareja madre-beb√©, permiti√©ndoles experimentar el embarazo y el parto, no como un extra√Īo.

Estas t√©cnicas son conocidas como aptonomia y renacimiento y le permiten crear un intenso y profundo v√≠nculo emocional Con el feto en el √ļtero a trav√©s del tacto y la respiraci√≥n. En algunos casos, en el centro de asesoramiento municipal o en los hospitales de la ciudad, se organizan cursos especiales de preparaci√≥n para el parto que tambi√©n incluyen el aprendizaje de estas t√©cnicas.
El termino aptonomia significa literalmente ciencia del tacto y permite a mam√° y pap√°, a partir del quinto mes de gestaci√≥n o cuando los movimientos del beb√© comienzan a sentirse, ponerse en contacto con el beb√© a trav√©s de masajes especiales. De esta manera es posible transmitir mensajes de amor y bienestar, sentando las bases de esa relaci√≥n que al nacer solo puede ser simbi√≥tica. Esta disciplina es bastante reciente: naci√≥ en Holanda en los a√Īos setenta y luego se extendi√≥ y desarroll√≥ en Francia; En Italia todav√≠a es parcialmente desconocido y por lo tanto poco explotado.
Para ponerse en contacto con el bebé, la madre primero tendrá que aprender y relajarse y alejarse del mundo externo; Tendrá que forjarse momentos solo para él y para el bebé.

¬ŅQu√© siente el beb√© en la barriga de su madre?

¬ŅC√≥mo, d√≥nde, cu√°ndo?

En cualquier momento siempre que haya serenidad y tranquilidad. En el piso Acu√©state en una colchoneta o en una cubierta e intente comprender, a trav√©s de la palpaci√≥n del √ļtero, d√≥nde est√° el fondo del √ļtero, que en este momento se encuentra aproximadamente en el ombligo.

Tocando de forma ligera y delicada, y tambi√©n revisando a trav√©s de las caderas hasta donde sentimos resistencia, podemos entender en qu√© posici√≥n est√° colocado el beb√©: si sentimos cierta resistencia significa que estamos tocando pies peque√Īos, cabeza peque√Īa o parte inferior, mientras que si las manos no tienen dificultad reuni√≥n significa que el ni√Īo est√° en una posici√≥n longitudinal. Despu√©s de enfocar la posici√≥n del beb√©, imaginemos con los ojos cerrados que el aire que nos rodea es uno. colorNuestro favorito, respiramos e imaginamos que esto desciende desde el t√≥rax hasta el abdomen para que pueda envolver todo el peque√Īo cuerpo de nuestro beb√©; luego, durante la exhalaci√≥n, tiramos el aire como si saliera directamente del ombligo "vaciando" el vientre hasta que envolver al bebe en un abrazo que comienza directamente desde las paredes del √ļtero, que carece de aire y se adhiere al beb√©.
Repetimos este ejercicio. Varias veces hasta que estamos completamente relajados y comenzamos a implementar la aptonomía real.
Mientras exhalamos, es cuando sentimos que el vientre se est√° desinflando, apoyamos ligeramente los dedos sobre el vientre y buscamos los "l√≠mites" del ni√Īo, tal como lo hicimos al principio para entender la posici√≥n; Colocamos nuestras manos como si las estuvi√©ramos abrazando y envi√°ndonos. pensamientos de alegr√≠a y amor, movamos nuestras manos como para mecerlo.

Hacemos una pausa por unos segundos y con asombro nos damos cuenta de que nuestro peque√Īo nos responde. S√≠, estamos en contacto con nuestro tesoro, que se sentir√° con calcetti y movimientos, ¬°como si nos dijeran que continuemos rockeando y acurruc√°ndonos!

Un masaje para embarazadas.

Cuando el embarazo haya llegado al tercer trimestre y la madre haya aprendido a ponerse en contacto con su beb√©, puede intentar involucrar en este tierno abrazo de amor tambi√©n al padre que, ayudado por su madre, tambi√©n aprender√° a "hablar". "Y para comunicarse con el peque√Īo. Para hacerlo, basta con que el padre se siente detr√°s de su madre, la envuelva en un abrazo y siga los movimientos e indicaciones de la futura madre. As√≠ que el beb√© sentir√° que hasta pap√° quiere. comunicarse con √©l.

Rebirthing

Otro m√©todo para ponerse en contacto con el beb√© durante la gestaci√≥n es el renacimiento, que literalmente significa renacimiento, una t√©cnica nacida en los Estados Unidos en los a√Īos setenta y basada en un modo de respiraci√≥n que no incluye interrupciones, sino que contin√ļa de forma continua y circular, utilizando siempre el mismo canal o nariz o boca.
Para poner en práctica esta técnica y aprender la disciplina, probablemente necesitará la ayuda de un especialista que le mostrará cómo proceder:

  1. tumbémonos cómodamente en un ambiente tranquilo y pacífico, de tal manera que pueda estar mentalmente relajado y relajado, y comenzar a respirar con su nariz o boca, sin interrumpir;
  2. suavemente coloque sus manos en el vientre y comience a "buscar" a nuestro bebé, intentémoslo vista, dándole una cara y una figura, y le hablamos, mostrándole nuestro amor y cuánto estamos ansiosos por darle la bienvenida y sostenerlo en sus brazos.
El ni√Īo siente la felicidad de su madre.

Despu√©s de que aprendamos la t√©cnica, tambi√©n podemos involucrar a nuestro compa√Īero, para que se d√© cuenta del papel paternal que desempe√Īar√° y para concretar la idea del ni√Īo que crece en el √ļtero, que de lo contrario sucede, para la gran mayor√≠a de los hombres., s√≥lo despu√©s del nacimiento del ni√Īo. Entonces, estirando al compa√Īero que est√° detr√°s de nosotros y pidi√©ndole que sostenga el regazo, comenzamos a respirar de manera sincronizada y armoniosa y nos comunicamos con el ni√Īo mediante la transmisi√≥n de nuestros pensamientos.
Es suficiente repite ambos ejercicios una vez por semana, por alrededor de quince minutos: la aptonomía, a partir del quinto mes de gestación, y el renacimiento, ya desde el primer mes de gestación.

V√≠deo: ¬ŅEL BEBE SE MALCR√ćA POR TENERLO EN BRAZOS? - contacto con el bebe - INFOPARTO