Cómo animar a un niño con retraso en el lenguaje


La enorme importancia del lenguaje en las relaciones humanas puede llevarnos a creer que su desarrollo depende totalmente de factores biológicos. En realidad, la capacidad de expresarse y su evolución natural a menudo está sujeta a...

En Este Artículo:

introducción

La enorme importancia del lenguaje en las relaciones humanas puede llevarnos a creer que su desarrollo depende totalmente de factores biológicos. En realidad, la capacidad de expresarse y su evolución natural, a menudo está sujeto a variaciones individuales considerables. Nota que la nuestra bebé tarde para manifestar su locuacidad debe preocuparse, pero no es necesariamente un signo de enfermedad. Usualmente yo niños que muestran una inmadurez léxica alrededor de la edad de dos años, tienden a recuperarse a los tres años de edad. En estos casos, el abordaje de médicos especializados (logopeda - psicólogo - terapisa de rehabilitación) es esencial y no debe posponerse. Nosotros tambien padres Pero podemos ayudar y estimular el lenguaje de nuestro pequeño. Veamos juntos cómo animar a un niño con una retraso del lenguaje.

necesario

  • pediatra
  • Logopeda
  • Juegos foneticos

El primer paso para abordar la situación es, sin duda, buscar el asesoramiento de nuestro pediatra de confianza. La experiencia médica de nuestro pediatra y su profundo conocimiento de las distintas etapas de desarrollo en los niños pueden ayudarnos a disipar miedos simples. ¿Cómo podría su intervención en la resolución del trastorno o demora hacer la diferencia? Pero los padres también jugamos un papel muy importante. Nuestra ayuda, fortalecida por el amor, puede ser decisiva. Juguemos con nuestro bebé, y hablémosle mucho. En otras palabras, mezclamos el momento lúdico del juego con las palabras. Deja que nuestra voz lo tranquilice y capte su atención. Hablamos con un tono de voz calmado y articulado, de esta manera el niño tendrá tiempo para absorber las palabras. Evitamos hablar de forma agitada y apresurada, solo nos arriesgamos a desconcertar a nuestro pequeño.

Si el niño es mayor, tratamos de entender cuáles son sus pasiones. Si notamos una propensión hacia el arte, por ejemplo, estimulémoslo con amor, tratando de hacernos explicar su pasión a su manera. El deporte también puede ser una buena manera de ayudar a nuestro niño a integrarse y desaparecer de la timidez. Sin embargo, siempre tratamos de evaluar el carácter de nuestro hijo. Exponerlo al juicio de otros niños también podría ser contraproducente. Luego proceder por grados. Dale tiempo para acostumbrarse a las situaciones y para abordarlas con su ritmo.

Evitamos absolutamente ciertas actitudes. No obligamos al niño a repetir una palabra de la manera correcta. Forzar o insistir en hacerlo puede ser dañino y altamente frustrante tanto para el niño como para el padre. Evitamos estados de ánimo que pueden hacer que el niño se sienta inadecuado. Debemos ser su fuente de tranquilidad y fortaleza. Repetimos la palabra de la manera correcta tratando de enfatizar, incluso con caras graciosas, la pronunciación. El acercamiento con sonrisa y constancia dará maravillosos resultados.

consejos

Nunca olvides

  • Leemos a nuestros hijos los cuentos de hadas que son simples. Fortaleceremos nuestro vínculo y lo ayudaremos a concentrarse en las palabras y su sonido.
Algunos enlaces que pueden ser útiles para usted:
  • Juegos para alterar el lenguaje.
  • Terapia del habla: cuando sea necesario
  • Cómo hacerlo si el niño tiene dificultades para expresarse.
  • Cómo ayudar a un niño con dificultades de lenguaje.

Vídeo: Cómo Enseñar a Hablar a Un Bebé De 2 años Con Trucos y Técnicas Sencillas Para Estimular su Lenguaje