Prueba de Coombs en el embarazo


Si hay incompatibilidad de sangre entre la madre y el feto, es necesario realizar la prueba de Coombs para contrarrestar cualquier enfermedad hemolítica del feto.

En Este Artículo:

Prueba de Coombs en el embarazo

Una de las primeras pruebas realizadas al inicio del embarazo es la verificaci√≥n del grupo sangu√≠neo, que sirve para evaluar la posibilidad de que el feto herede el grupo sangu√≠neo del padre cuando es diferente al de la madre. En este caso, de hecho, el organismo materno podr√≠a identificarse como extra√Īos, atacar y destruir los gl√≥bulos rojos fetales a trav√©s de la producci√≥n de anticuerpos espec√≠ficos llamados anticuerpos anti-D

Las consecuencias de esto incompatibilidad materno-fetal por lo tanto, son soportados por el feto y consisten en una anemia llamada enfermedad hemol√≠tica del feto, que puede conducir a muerte intrauterina, o en una anemia hemol√≠tica neonatal que tambi√©n puede causar da√Īo cerebral al beb√© reci√©n nacido.

La incompatibilidad materno-fetal se manifiesta m√°s severamente en presencia de uno diferencia en el factor HR entre los grupos sangu√≠neos de los dos futuros padres y precisamente cuando la madre que tiene un grupo sangu√≠neo de HR negativo concibe un hijo RH positivo como el padre. Hoy en d√≠a, los casos de incompatibilidad atribuibles al factor RH son menos frecuentes, pero antes de que el medicamento introdujera la profilaxis adecuada, involucraba a un ni√Īo de cada 100.

Grupo sanguíneo y factor Rh

Otras veces la incompatibilidad materno-fetal afecta a la Sistema AB0, es decir, las diferencias entre grupos sanguíneos maternos y paternos que pueden ser de tipo A, B, 0 y AB. De hecho, con la excepción del grupo AB, cada uno de estos grupos tiene anticuerpos contra los otros grupos sanguíneos:

  • El grupo A contiene anticuerpos anti-B, luego reacciona contra los grupos B y AB
  • El grupo B contiene anticuerpos anti-A, luego reacciona contra los grupos A y AB
  • El grupo 0 contiene anticuerpos anti-A y anti-B, luego reacciona contra los grupos A, B y AB

La incompatibilidad debida al contacto entre estos diferentes grupos sanguíneos es más frecuente que la diferencia entre los factores de HR de la madre y el feto, pero sus consecuencias generalmente son menos graves.

Prueba de Coombs en el embarazo, cu√°ndo hacerlo.

L 'incompatibilidad materno-fetal Casi nunca el primer embarazo, sino más bien los siguientes embarazos. De hecho, durante el primer embarazo, la sangre de la madre puede entrar en contacto con la del feto, causando sensibilización del cuerpo de la madre, pero sin respuesta inmune; esto se activará en el segundo contacto, con el embarazo posterior.

Por esta razón, es importante que todas las mujeres embarazadas, a partir del primer embarazo, realicen el prueba de grupo sanguíneo y que, en presencia de sangre negativa para la RH materna, el Prueba de Coombs indirecta. Este es un examen realizado en la sangre de la madre, que sirve para verificar la presencia de anticuerpos anti-D y también se realiza en caso de sospecha de incompatibilidad AB0. La prueba por lo tanto sirve para evaluar la oportunidad de establecer una profilaxis para prevenir la enfermedad hemolítica del feto o del recién nacido.

La prueba de Coombs generalmente se prescribe por primera vez en la decimosexta semana de embarazo; Las mujeres con HR positiva lo repetir√°n en el √ļltimo trimestre, mientras que las madres con HR negativa deber√°n someterse a la prueba cada mes.

Todo sobre el tipo de sangre de los ni√Īos.

Profilaxis para prevenir la enfermedad hemolítica del recién nacido.

Para combatir el peligro de la respuesta inmune, las mujeres embarazadas serán sometidas a la administración de inmunoglobulinas anti-D, que reaccionan contra los anticuerpos anti-D producidos por la madre evitando su formación. La profilaxis se realiza mediante una inyección intramuscular en el hombro de la mujer embarazada.

La profilaxis anti-D de rutina se realiza en mujeres con RH negativa en el primer embarazo para evitar su sensibilizaci√≥n; tambi√©n es particularmente importante que las mujeres con HR negativa que ya han dado a luz a un ni√Īo con HR positiva, determinando as√≠ la sensibilizaci√≥n del cuerpo de la madre luego del contacto entre la sangre del ni√Īo y la madre, realicen una profilaxis anti-D dentro de las 72 horas posteriores a el parto, cuando la probabilidad de un contacto entre la sangre materna y fetal es mayor

editado por Elisa Santaniello

Vídeo: Soy RH Negativo y estoy Embarazada!!!