Diabetes infantil: c贸mo la vive la familia


El diagn贸stico de diabetes, la cronicidad de la enfermedad, la frecuencia de ingresos hospitalarios y las restricciones diet茅ticas representan un evento traum谩tico en la historia de una familia y requieren una reorganizaci贸n pr谩ctica de la gesti贸n familiar.

En Este Art铆culo: por Giuliana Apreda
Psic贸loga psicoterapeuta

El diagn贸stico de diabetes, la cronicidad de la enfermedad, la frecuencia de ingresos hospitalarios y las restricciones diet茅ticas representan un evento traum谩tico en la historia de una familia y requieren una reorganizaci贸n pr谩ctica de la gesti贸n familiar con interferencias continuas y pesadas en la vida emocional del peque帽o paciente.
J. de Ajuriaguerra (1979) articula en tres fases la evoluci贸n de las reacciones familiares al inicio de los s铆ntomas de la enfermedad en el momento del diagn贸stico:
el periodo de shock inicial
El periodo de la lucha contra la enfermedad.
El periodo de reorganizaci贸n y aceptaci贸n.
Diabetes en ni帽os, llegan las pautas.
Durante los primeros d铆as, que generalmente coinciden con un hospitalizaci贸n para las pruebas, principalmente se manifiestan emociones confusas, caracterizadas por ansiedad, incredulidad y mareos; algunos padres pueden experimentar un estado de tensi贸n y preocupaci贸n continuas, otros exhiben s铆ntomas depresivos.
Sin embargo, las fases indicadas pueden variar en t茅rminos de duraci贸n y severidad de una familia a la siguiente: en algunos casos, el shock inicial es de corta duraci贸n y para ser superado adecuadamente, en otros es tan grave que produce una desorganizaci贸n completa.
El diagn贸stico de enfermedad cr贸nica causa experiencias angustiosas (frases como: "El mundo se ha derrumbado", "Fue un tremendo golpe", son algunos ejemplos), frente a los cuales se implementan diversos m茅todos defensivos. Una reacci贸n muy generalizada a la aparici贸n de la enfermedad es la negaci贸n (rechazo de la percepci贸n de un hecho que se impone en el mundo externo) que se manifiesta con incredulidad en el diagn贸stico. Esta reacci贸n defensiva, que inicialmente puede adaptarse a la dificultad de aceptar y superar el trauma, a menudo conduce a la b煤squeda fren茅tica de una opini贸n diagn贸stica diferente o incluso a intervenciones resolutivas m谩gicas y objetivamente ineficaces.
Problemas de sobrepeso para el 40% de los ni帽os italianos.
Si esta actitud contin煤a y est谩 asociada con la agresi贸n y el resentimiento hacia el personal de salud, puede dificultar la comunicaci贸n con los m茅dicos y, por lo tanto, la aceptaci贸n de la enfermedad y el tratamiento.
La negaci贸n puede ser asociada o seguida. sentimientos de ansiedad y depresi贸n. Aunque la etiopatogenia de la diabetes es plural, el componente de herencia a menudo se traduce en una culpa que puede manifestarse en excesiva tolerancia y sobreprotecci贸n hacia el ni帽o enfermo. Adem谩s, muchos padres son culpables de considerarse a s铆 mismos como la causa de la patolog铆a de su hijo o por no haberlos seguido adecuadamente o por haber favorecido el inicio de la enfermedad a trav茅s de una dieta incorrecta. Por lo tanto, la enfermedad se experimenta como un "castigo" justo a su propia insuficiencia de los padres, una experiencia dram谩tica que determina los estados de depresi贸n profunda y postraci贸n.
Algunos autores han notado uno Reacci贸n agresiva de los padres al ni帽o enfermo.. Para algunos, la enfermedad se experimenta como una "herida narcisista" que puede desencadenar la agresi贸n hacia el ni帽o identificado como la causa frustrante. Tal reacci贸n, inicialmente justificada por el impacto con un evento que conlleva, en s铆 misma, una gran "p茅rdida" (p茅rdida de salud en lo que antes se consideraba un ni帽o sano), puede constituir con el tiempo un obst谩culo serio para el proceso normal. De la autonom铆a e independencia del ni帽o. Por lo general, de hecho, la hiperprotectividad materna se interpreta como una reacci贸n al sentimiento de culpa que se deriva del rechazo y la agresi贸n debido a la lesi贸n narcisista sufrida.
La lucha contra la enfermedad es un per铆odo de crisis real para la familia, que se ve obligada a reorganizar la propia vida de acuerdo con las nuevas necesidades del ni帽o enfermo. En esta etapa, los padres expresan una serie de inquietudes con respecto a la dificultad para llevar a cabo las distintas prescripciones relacionadas con la dieta o la terapia con insulina. A esto se suma el peligro de posible Crisis de hipoglucemia y / o cetoacidosis. Inicialmente dif铆cil de identificar (que se busca reconocer entre palidez, sudoraci贸n, fatiga) y la necesidad de tolerar el papel del padre mal perseguidor que niega la comida e inflige dolor (Con inyecciones).
La literatura muestra la mayor participaci贸n de uno de los dos c贸nyuges, en particular de la madre, en la asunci贸n de responsabilidades relacionadas con la autogesti贸n, que a menudo son muy gravosas: inicialmente, la preocupaci贸n se centra en la ejecuci贸n de algunas tareas pr谩cticas, como las inyecciones, posteriormente La tensi贸n est谩 vinculada sobre todo al miedo a las complicaciones y problemas. esperanza de vida para su hijo, que se manifiestan en gran parte como una mara帽a de emociones y percepciones perturbadoras, a menudo eliminadas o no compartidas.
Las modalidades de la reacci贸n materna pueden ser variadas y las pr谩cticas terap茅uticas pueden convertirse en el "lugar" privilegiado donde "jugar" las din谩micas relacionadas con los procesos de separaci贸n-individualizaci贸n del ni帽o enfermo.
Junto a la hiperprotecci贸n, tambi茅n podemos asociar una actitud ambivalente que refleja la presencia de Hostilidad inconsciente hacia el ni帽o. y que podr铆a favorecer la aparici贸n de esta 煤ltima en comportamientos de oposici贸n y actitudes de negaci贸n-negaci贸n de la enfermedad.

Diabetes-in-bambini_1


La variabilidad de las reacciones es dif铆cil de explicar: puede depender de la historia personal de las madres y de las experiencias previas de p茅rdida, pero tambi茅n la edad del ni帽o en el momento del diagn贸stico tiene un peso considerable para determinar la reacci贸n materna.
En general, el tipo de adaptaci贸n lograda por las figuras maternas parece ser relativamente bueno a lo largo del tiempo, incluso si la percepci贸n de las madres con respecto a sus hijos demuestra la tendencia general a identificar y sobreestimar los aspectos negativos, en relaci贸n con el estado de 谩nimo y los posibles problemas de adaptaci贸n.
Con respecto a la influencia ejercida por la enfermedad en las relaciones entre las figuras parentales, podemos ver, en el mejor de los casos, la conciencia de que Las tensiones pueden alterar el nivel gluc茅mico. y por lo tanto, el apoyo mutuo y la colaboraci贸n mutua son necesarios para enfrentar tal condici贸n de estr茅s cr贸nico o, en el peor de los casos, para el desarrollo de tensiones conyugales que resultan en crisis matrimoniales verdaderas y apropiadas.
Adem谩s, incluso si las investigaciones han mostrado resultados a menudo contradictorios, emerge la importancia del contexto psicosocial para determinar el tipo de reacci贸n al evento en la pareja de padres: en las familias con bajo nivel socioecon贸mico, las madres parecen reportar m谩s problemas de adaptaci贸n a la inversa, los investigadores encontraron S铆ntomas depresivos m谩s frecuentes en mujeres de clase alta., como si el mayor nivel de educaci贸n los pusiera en una condici贸n de mayor conciencia con respecto a las posibles implicaciones relacionadas con la diabetes.
Otro elemento que puede influir en el tipo de respuestas emocionales de la familia est谩 ciertamente representado por la actitud del m茅dico.
A veces, desafortunadamente, los m茅dicos contribuyen a la actitud defensiva mencionada anteriormente, provocando con sus padres un tipo de relaci贸n que Cramer (1979) llama "colusi贸n de silencio" que indica que "Las actitudes del m茅dico y de la familia se refuerzan mutuamente y se refuerzan mutuamente para llegar al punto en que el di谩logo se limita a los aspectos rutinarios externos de la enfermedad". no tener en cuenta las demandas del mundo de los afectos (este 煤ltimo punto se refiere al otro gran cap铆tulo relacionado con la condici贸n del estr茅s y la frustraci贸n del m茅dico que se ve obligado a elaborar sus propias experiencias de impotencia frente a una patolog铆a a partir de la cual no puede ser curado).
La familia o el equipo m茅dico pueden tender a explicar la experiencia psicol贸gica, especialmente la presencia de emociones fuertes, como el resultado de un nivel anormal de glucosa o disfunci贸n metab贸lica (algunas madres aconsejan a sus hijos diab茅ticos que prueben el az煤car en la sangre cuando ven nerviosos o tristes). Obviamente, estos aspectos son relevantes e influyen en el paciente, pero puede existir el riesgo de una falta de reconocimiento y lectura de emociones genuinas y genuinas, lo que provoca una confusi贸n entre la vida ps铆quica y la experiencia diab茅tica.
Finalmente, los posibles desarrollos posteriores al periodo de lucha contra la enfermedad pueden ser:
Resoluci贸n de la crisis: la familia acepta de manera realista la enfermedad y se adapta a sus limitaciones y sentimientos causados 鈥嬧媝or esta (fase de adaptaci贸n madura).
La diabetes en los ni帽os, c贸mo reconocerla y tratarla.
Cr贸nica de la crisis: La enfermedad y las restricciones nunca son aceptadas de manera realista y la familia permanece en un estado de crisis (desequilibrio emocional o desorganizaci贸n persistente). Algunas familias vienen a cambiar sus relaciones con amigos y familiares porque se averg眉enzan y niegan el estatus social. de patolog铆a; este "secreto" es, por lo tanto, indescriptible, no es transmisible incluso dentro de la familia, determinando experiencias de profunda angustia en el paciente que no se siente "contento" o protegido, sino viceversa, amenazado en su totalidad porque debe renunciar a la posibilidad de que su sufrimiento sea aceptado y procesada. Los ni帽os, muy sensibles a las angustias y estados de 谩nimo de los padres, a menudo terminan en connivencia con esta din谩mica familiar, evitando tocar el tema y mostrando sus dificultades en diferentes circunstancias terap茅uticas.
Desintegraci贸n familiar: la familia no ha sido capaz de tolerar y absorber un estado de estr茅s cr贸nico dentro de ella y de implementar estrategias de adaptaci贸n adecuadas; en algunos casos podemos presenciar la separaci贸n de los c贸nyuges o las actitudes peligrosas de incumplimiento por parte del miembro enfermo.
Para llevar a cabo una intervenci贸n efectiva no solo debemos tener en cuenta el aspecto org谩nico de la enfermedad, sino que es muy importante comprender el tipo de organizaci贸n familiar y las modalidades de su relaci贸n, ya que son "responsables" de la lectura y el significado que se le da a la enfermedad..

V铆deo: Cosas que causan diabetes a los ni帽os