5 Ideas para una velada con niños pequeños


Pasar tiempo libre con nuestros hijos es muy importante porque nos permite no solo establecer una relación sólida con ellos, sino también divertirnos dedicándonos a actividades divertidas y creativas. No siempre es...

En Este Artículo:

introducción

Pasar tiempo libre junto con nuestros hijos es muy importante porque nos permite no solo establecer con ellos un relación sólida, pero también para divertirnos dedicándonos a actividades divertidas y creativas. Pero no siempre es fácil encontrar actividades que puedan involucrar tanto a adultos como a niños, especialmente a aquellos más niños. Con esta pequeña guía proponemos 5. Ideas divertido pasar uno noche con niños pequeños que es diferente de usual. Estos consejos están dirigidos naturalmente a los padres, pero también a los tíos, amigos y niñera.

Noche culinaria

Una primera y bonita idea para una velada en compañía de sus hijos es preparar una cena diferente a la habitual, con su ayuda. Todos sabemos la importancia de una dieta saludable y equilibrada, especialmente para los más pequeños, pero una excepción a las reglas diarias de alimentación puede ser una forma divertida de crear un ambiente alegre y festivo con los niños. Luego podemos preparar una pizza, o sándwiches de hamburguesa y perros calientes. Los pequeños pueden ayudarnos a realizar tareas sencillas, como distribuir la mozzarella o esparcir mayonesa: ¡se divertirán mucho tanto en la preparación como en la degustación!

Noche de cine

Una segunda idea es organizar una noche de cine. También en este caso hablamos de una excepción porque nunca es aconsejable que los niños pasen demasiado tiempo mirando televisión. Para los niños mayores podemos ofrecer una película, como un clásico de Disney, mientras que para los niños elegiremos una caricatura más corta, tal vez episodios. Para hacer la noche aún más especial, podríamos acompañarla con un helado o un pedazo de pastel.

Tarde dedicada al juego.

La tercera opción es organizar una velada dedicada al juego. Por lo tanto, debemos elegir una actividad que se adapte naturalmente a la edad de los niños. Para los mayores, un juego de mesa será ideal para involucrar a todos los miembros de la familia de la misma manera, con los más pequeños podríamos usar sus juguetes inventando historias y situaciones divertidas. Algunos ejemplos: la construcción de un edificio particular con los ladrillos apropiados, la preparación de un restaurante, una carrera de autos, una historia divertida entre los animales de una granja, un concierto con instrumentos musicales.

Tarde creativa

Una cuarta alternativa consiste en una velada dedicada a actividades creativas. Las opciones son muchas, comenzando con la lectura de un libro de cuentos que sin duda emocionará a sus hijos. O podemos dedicarnos a actividades manuales, como plastilina o pongo con las que crear animales, platos o esculturas de fantasía. Alternativamente, podemos proponer un tema que todos los miembros de la familia deberán representar con un dibujo.

Noche fuera de casa

Una quinta y última sugerencia es llevar a los niños fuera de casa para pasar una noche diferente a la habitual. Podemos sacarlos a cenar, por ejemplo. Naturalmente, el restaurante tendrá que ser adecuado para ellos, así que abandonemos los elegantes restaurantes y los llevemos a un restaurante de comida rápida, un pub, una pizzería. Lo ideal sería una sala equipada con juegos para niños. En el verano también podemos aprovechar los festivales y las fiestas de la aldea donde los niños pueden jugar y correr al aire libre.

Vídeo: 12 MANUALIDADES PARA NIÑOS QUE TE VOLARÁN LA MENTE